............Sin embargo siempre
oh maravilla
.......... la aguja de hilar de lo entregado
la mano haciendo ruido de mosca
sobre las sábanas.

Aquí, valijas ilustradas en Beringia. El olor
de los jarrones enviciados
un caramelero de arcilla
cajas atoradas con revistas del 73.

Pero mi hermana sueña
con paraguas cerrados
y toma el tigre de cristal
su mirada de botón
la cola atigrada entre las patas.

.......... Te juro
cambiaría mi memoria de hombre
por el amor de un perro triste.