Quedan tus huesos,
lo que llamas dolor
y una eterna soledad
idolatrando el pasado.

En cambio yo
bailaré con el vino,
conversaré con los libros,
reiré con la muerte.