"Súbitamente cesó el temblor. A continuación yacía tendida sobre las baldosas húmedas.
-No intentarán ponerme de pie, no?. Ei! estoy bien así!
Me despertó un olor penetrante, Lo primero que vi fue un rostro conocido. Pero quién era.
Me sonreía. Intenté corresponderle hasta que de pronto lo recordé todo.
Fuera de este diminuto cosmos donde debería sentirme a salvo ya no había nada que pudiera salvarme." MR